Pescar en río revuelto


Mijail Tal adoraba la apertura española

Mijaíl Tal adoraba la apertura española, como todos los grandes maestros.

Existen genios populares del ajedrez: Capablanca, Alekhine, Fischer, Karpov, Kasparov. Hay un hombre menos conocido para el público general, Mijaíl Tal, que es posiblemente el ajedrecista más amado por los aficionados federados al ajedrez.

En ajedrez se utiliza la expresión “pescar en río revuelto” a arriesgar o complicar la partida cuando se está inferior, para ver si el contrario mete la pata en la nueva posición delicada, por ejemplo sacrificar una pieza contra las defensas enemigas cuando se está en posición perdida, de modo que obliga a hilar fino al contrario pues puede equivocarse y perder una partida que tenia ganada.

Pescar en río revuelto no es solo una opción del más débil. Es también una opción de campeones, de posiciones igualadas. Tal lo demostró.

Mijaíl Tal fue campeón del mundo de ajedrez en 1960, famoso por sacrificar piezas sin compensación aparente. Es el ajedrecista más amado por sus sorprendentes y divertidos sacrificios y combinaciones en partidas reales, en batallas reales, no en falsas composiciones de laboratorio.

En una posición equilibrada, Tal de pronto sacrificaba una pieza. El contrario se la comía. Tal sacrificaba otra pieza. Increíble. El rival aceptaba el sacrifico pues aparentemente seguía sin haber compensación. Entonces Tal sacrificaba una tercera pieza, que el contrario no aceptaba pues ya tenía compensación suficiente. Tal hacía unas jugadas mágicas más y ganaba la partida con jaque mate.

Tal era un especialista en pescar en río revuelto. Hay partidas en la que los analistas todavía no se han puesto de acuerdo, de la maraña fantasiosa que creaba, de los millones de combinaciones que se derivan, unos diciendo que si el contrario jugaba de forma precisa ganaba la partida, pues el sacrificio no tenía razón de ser. Hubo envidiosos e ignorantes que le llamaron mentiroso. Sus defensores decimos que no sabemos lo que hubiera jugado Tal y los ases en la manga que guardaba a cada contestación a sus increíbles sacrificios de caballos, alfiles, torres y dama. Tal no era un mentiroso, era un Unicornio blanco.

Hoy he querido lanzar un beso al aire a este genio del que me acuerdo mucho por haberme enseñado el concepto de pescar en río revuelto como opción de campeones, controlando todo el campo de batalla. En mi club lo amábamos todos en los años 80. Gracias Mijaíl Tal.

Hazte especialista pescador@ en ríos revueltos. Es cosa de campeones-as. Salud. E.

Mijail Tal

Mijail Tal

Acerca de Enrique

Licenciado en Derecho-Máster en mediación familiar.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pescar en río revuelto

  1. Pingback: Entradas principales de este blog | Blog de Enrique Fornes Angeles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s