Alegaciones por tenencia ilícita de cannabis


Actualizado a fecha 6 de octubre de 2013.

Me escribe una chica soriana de veinte años que me felicita por el blog. Tras narrar una odisea con la guardia civil, me pregunta “¿Qué harías tu en mi caso si te multasen?” Me habla de su madre, y el miedo a que abra las cartas, que no quiere darle un disgusto.

Os copio la respuesta imaginaria y dos modelos de alegaciones para expedientes sobre tenencia ilícita de cannabis. Vale también para cualquier sustancia.

“Buenos días Federica:

Muchas gracias por tus palabras, recibe mi solidaridad por los hechos que narras.

Lo ideal es dar lucha con el fondo y las formas. Incluso pedir justicia gratuita, abogado de turno de oficio y llevar el caso a juicio.

Sucede que todos somos rehenes emocionales de nuestras familias, amigos, vecinos, así que te voy a dar la receta para intentar ganar el caso cuando una madre te vigila. Otras veces asesoro a madres para que no se enteren su esposo o hija de veinte años.

La carta es certificada, firma la recepción cualquier persona que está en tu casa. Eso no le da derecho a tu madre a abrir la carta, simplemente tiene la obligación de dártela.

Vas a recibir dos cartas certificadas como mínimo, aunque no hagas nada. La primera carta puede tardar hasta un año desde la fecha de los hechos (la incautación y denuncia).

Puedes decirle a tu madre que has solicitado una subvención de quinientos euros para un proyecto social o empresarial con los amigos y estás pendiente de recibir unas cartas certificadas, que por favor no te las recoja porque cuentan los plazos, que dependes de los amigos, que le diga al cartero que deje aviso de llegada (un papel amarillo que deja) y tendrás siete días para pasar por correos a retirar la carta (esto es verdad).

Una vez recibas la primera carta, que se llama “Acuerdo de Inicio de Expediente Sancionador”, grábate en la memoria la fecha de esta carta (la fecha de la misma carta, no la fecha en que recibes la carta en tu casa) y presenta unas alegaciones diciendo en el hecho primero: “Niego los hechos denunciados” (importantísimo decir esto, así se obliga a la ratificación de la denuncia y ganamos tiempo). Añades que la identificación, cacheo y registro no fue legal. Como hecho segundo dices que solicitas alternativamente al archivo, la imposición de la sanción de “incautación sin sanción económica” puesto que la sustancia no estaba a la vista. Ya está, solo eso. Presenta las alegaciones el penúltimo día de plazo.

La siguiente carta certificada que recibas se llamará “Propuesta de Resolución”. El Instructor propone al que manda (el Delegado del Gobierno o Conseller de Interior o Alcaldesa) que te impongan determinada sanción. Y te dan quince días para nuevamente alegar. Tu ahí ya no haces nada más, no presentas alegaciones/ o sí, si te apetece decir algo. Pero no hacen falta, menos trabajo.

La siguiente carta será la “Resolución Sancionadora” (eso es la multa de verdad). No recojas esta carta, haces el mismo truco que al principio, decirle al cartero que te deje aviso de llegada de carta certificada “no entregada por estar ausente en el domicilio”. La tendrán siete días en la oficina de correos y la devolverán a su remitente. Ahí tienen la obligación de publicar extracto de la resolución sancionadora en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) antes de los 6 meses desde la primera carta (cuya fecha te habías grabado en la memoria, fecha del Acuerdo de Iniciación de Expediente Sancionador).

Para enterarte si lo publican en el BOP, “googlea” de vez en cuando tu nombre y apellidos y también el DNI, y entra en la página del BOP de Soria.

Si vieras que han publicado la resolución dentro del plazo, te fastidias, aunque todavía puedes hacer recurso de alzada. Si han publicado fuera de plazo, alégrate mogollón aunque con cautela. Presenta un escrito solicitando la declaración de caducidad, y la contestación que te den, esta vez sí la recoges. Lo normal es que acepten la caducidad, pero podría ser que basándose en una doctrina de una sentencia que pocos conocemos, dijesen que el plazo de los seis meses vencía cuando Correos les devuelve a ellos la carta, no cuando se ha publicado en el BOP.

El riesgo de no recoger cartas es que si no te enteras de la publicación en el BOP, te llegan después con el 20% de recargo. Aunque si no tienes dinero y no vas a pagar, el recargo te llega igual. Si no tienes bienes que Hacienda te pueda embargar, no pagues, aquí no hay arrestos sustitutorios ni trabajos sociales. Hacienda te buscará bienes durante 2 años desde la firmeza de la resolución sancionadora y si no los encuentra, se queda sin cobrar.

También puedes “no hacer nada”, la opción del vago y del miedoso, en ese caso recibirás un par de cartas certificadas y alguna carta de Hacienda ordinaria. Curiosamente sin hacer nada, más pronto vence ese plazo de dos años que Hacienda te busca bienes. Tiene cosas positivas el “no hacer nada”, pero te quedas sin decir cuatro cosas y sin intentar ganar el caso por caducidad.

Ganar estos casos por cuestiones de fondo o defectos formales es raro, solo se ganan con habilidad un 10% de los casos en recursos de alzada, no hacen caso a nada. En juicio si se suele ganar. Estos casos se ganan mayoritariamente en juicio.

Sin más, deseándote mucha suerte, me despido desde Valencia para Soria. E.”

……………………………………………………………………

A continuación expongo dos modelos de alegaciones, una negando los hechos y otra reconociéndolos. También os dejo aquí un modelo de declaración de caducidad, por si tienes suerte y la administración tarda más de seis meses en notificarte la resolución sancionadora (a contar desde la fecha de la primera carta, como le he dicho antes a la amiga soriana).

Instrucciones: Si quieres presentar estas alegaciones, copia y pega en documento word, rellena los espacios en blanco con tus datos, imprime, firma, haz otra copia solo de la primera página, vas a un lugar público donde tengan “registro de Entrada” de documentos (algunas Consejerías, Ayuntamientos, Delegaciones de Gobierno), y que te sellen esa hoja suelta que te quedas. También puedes enviarla por correo certificado, pagando.

Cuenta quince días hábiles desde que recibiste la carta y preséntalas el último día. Cuando te contesten le dices al cartero que por favor te deje aviso y pasarás tu a recoger la carta en siete días, así ganamos tiempo.

Los objetivos son: apurar los plazos de entrega y recogida de cartas para que caduque el procedimiento: la Administración Pública tiene seis meses para notificarte la resolución sancionadora, a contar desde la fecha en que se acordó el inicio del expediente sancionador (suelen poner esa fecha arriba a la izquierda del documento “Fecha  de Acuerdo de Iniciación de Expediente Sancionador) hasta que te notifican la resolución sancionadora. Otro objetivo es que impongan alternativamente la sanción de “incautación sin sanción económica”. Otro objetivo ganarlo posteriormente en recurso de alzada por defectos formales. Otro objetivo dejar bien la vía judicial para que si lo llevas a juicio tu abogado tenga muchos motivos de impugnación (estos casos se ganan mayoritariamente en los juzgados de lo contencioso administrativo).

Recordar también que existe la posibilidad de suspender la sanción por someterse a “tratamiento de deshabituación”. Una vez hayan impuesto la sanción o contestado al recurso de alzada, solicita tratamiento dentro de los quince días a un organismo autonómico de tratamiento de dependencias y enseña la multa. Ellos te darán un papel para que solicites la suspensión. El tratamiento es personalizado, podría ser por ejemplo seis meses de analíticas de orina y alguna charla.

……………..FORMULARIO 1…………………………..

PARA: DELEGACIÓN, SUBDELEGACIÓN, AYUNTAMIENTO O CONSEJERÍA XXXXXXXX

ASUNTO: Presentar Alegaciones contra el Acuerdo de Inicio de Expediente Sancionador, Expediente nº: XXXX/2013.

DE: (nombre y apellidos) cuyas circunstancias personales constan en expediente referenciado.

 ALEGACIONES

PRIMERA.- Niego los hechos denunciados. Siendo esencial ejercer el derecho de defensa previamente a hacer alegaciones, puesto que no me puedo trasladar a ver el Expediente, solicito me envíen a mi domicilio los siguientes documentos del Expediente Administrativo (artículos 35 y 37 Ley 30/92, derechos de los administrados, en relación con jurisprudencia del Tribunal Supremo):

a)      Copia de la denuncia de los agentes de la autoridad.

b)      Copia del escrito de los denunciantes remitiendo la sustancia al Area de Sanidad.

c)      Copia del escrito del Área de Sanidad, recibiendo la sustancia.

d)     Copia del Informe Analítico.

Se podrá exigir responsabilidad del funcionario que no nos facilite el ejercicio del derecho a la defensa.

Una vez recibidas las copias, solicito se me conceda un nuevo plazo de siete días para nuevas Alegaciones.

SEGUNDA.- La obtención de la sustancia ha sido irregular, no estaba a la vista. Existe infracción de los artículos 19 y 20 de la Ley 1/92 sobre Protección de la Seguridad Ciudadana.

Los indicios que las fuerzas de seguridad no se dedican a investigar delitos, se dedican a recaudar, coaccionando y cacheando, y por tanto a delinquir, en materia de denuncias por tenencia ilícita de drogas, son los siguientes:

-          El elevadísimo número de denuncias al año: 300.000. Es imposible que haya tanto sospechoso relacionado con delitos en sus bolsillos.

-          El elevadísimo numero de denuncias que pueden llegar a hacer en una sola noche. Es imposible que se topen con tanto sospechoso de delito.

-          Las preguntas que hacen para justificar al ciudadano un cacheo: “Lleva usted algo que le pueda comprometer? ¿Llevas drogas?”

-          Las respuestas que dan los agentes cuando se les pide la ratificación de la denuncia: “actuábamos en la prevención”, sin que conste que dieran parte al Ministerio Fiscal ni los motivos por los que sospecharon que esa persona estaba relacionada con un delito concreto.

A parte, simples sospechas que se dedican a recaudar son que lleven los formularios de las multas “en mano”, que solo registren en pequeños habitáculos y no en el maletero del coche, comentarios entre los agentes al decir “busca aquí o allá” y que tengan una cola de vehículos para hacerles el registro y cacheo a sus ocupantes. A veces van con metralleta en mano y perros, que olisquean a los jóvenes “cara a la pared”.

Solicito que el Instructor se interese y valore las circunstancias de la aprensión de la sustancia. Hasta ver la denuncia y ratificación, recuerdo que son reiteradas las sentencias contencioso administrativas sobre tenencia ilícita de estupefacientes que anulan sanciones de la Administración al estimar que las circunstancias de la aprensión no fueron legales, entre otras, las siguientes diez sentencias:

Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana: sentencias 1.320 de 18 de diciembre de 1997, 15 de septiembre de 1998, 3 de julio de 1997 (Rec. Nº 1953/1995) y Sentencia nº 460/01 de 21 de marzo de 2001, sec. 3ª, Rec nº 2610/97. Ponente Fernando Nieto Martín:

…”el legislador estatal posibilita, con exclusividad, la identificación de aquellos ciudadanos a los efectos del “ejercicio de las funciones de protección de la seguridad que a los agentes encomienda la presente Ley y la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”, pero no el cacheo o el control de sus bienes fuera del supuesto de hecho que define el artículo 19.2 de ese texto leal : “Para el descubrimiento y detención de los partícipes en un hecho delictivo causante de grave alarma social y se podrán establecer controles en las vías, lugares o establecimientos públicos, en la medida indispensable a los fines de este apartado, al objeto de proceder a la identificación de las personas, al registro de los vehículos y al control superficial de los efectos personales con el fin de comprobar que no se portan sustancias o instrumentos prohibidos o peligrosos”.

Ello así, sólo la presencia visual de la droga en la cartera de documentos de D. David, presencia derivada de forma automática e inmediata de la labor de identificación que estaba desarrollando la Guardia Civil del puesto de Tabernes Blanques en el aparcamiento de la discoteca “Resaca.”, de Meliana, justifica una “ocupación” legítima y conforme a Derecho de ésta, ejecución fáctica de la aprehensión de la droga que, según lo ya expuesto “supra”, no coincide con la realidad vigente el 6 de julio de 1996.”.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía-Sevilla-de fecha 12 de enero de 2000:

“…Por su parte, su artículo 20, dispone en su punto 1, que “los Agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad podrán requerir, en el ejercicio de sus funciones de indagación o prevención, la identificación de las personas y realizar las comprobaciones pertinentes en la vía pública o en el lugar donde se hubiese hecho el requerimiento, siempre que el conocimiento de la identidad de las personas requeridas fuese necesario para el ejercicio de las funciones de protección de la seguridad que a los agentes encomiendan la presente Ley, y la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”. Y en el supuesto ahora enjuiciado se ha ido más allá de lo dispuesto en referido precepto, toda vez que según se desprende de la propia denuncia de la Guardia Civil, el expedientado, ni estaba consumiendo droga, ni tan siquiera llevaba visible la ínfima cantidad de hachís que se le intervino, ni menos aun hacía ostentación del mismo; por el contrario, lo que sí se afirma literalmente en aquella sólo estaba cerca de las dependencias personales del recurrente en una cajetilla de tabaco.”.

Tribunal Superior de Justicia de Navarra, sentencia de 14 de septiembre de 1999. Rec. Num. 1664/1996. Ponente: Antonio Rubio Pérez:

“…Nuevamente, ello autoriza a pensar que no se investigaba ningún hecho delictivo o, lo que es lo mismo, que no concurrían al efectuarse el registro estas circunstancias que legalmente lo autorizan.

Resta añadir sobre esto, en contestación a lo alegado por la Administración demandada, que las comprobaciones que el art. 20 de la Ley 1/1992 autoriza están referidas, exclusivamente, a la determinación de la identidad de las personas.

En consecuencia, entendiendo que fue ilegal la actuación policial desencadenante del expediente sancionador, con afectación de un derecho fundamental de las personas, declaramos nulo el expediente incoado al recurrente y, consiguientemente, la sanción recurrida.”.

TSJ Castilla La Mancha , secc. 2ª , Sentencia de 2 de noviembre de 1999, nº 934/1999, Rec. 995/1997. Ponente Jaime Lozano Ibáñez:

“…Se alega vulneración de los derechos constitucionales a la libertad e intimidad, pues se efectuó un registro personal sin motivo justificado. Según el informe complementario de los agentes (pues en la denuncia nada consta) éstos detuvieron el vehículo en que viajaban los expedientados y cuatro personas más por tener noticia de que había sido sustraído recientemente otro de similares características. Una vez detenido el vehículo y comprobado no ser el sustraído, los agentes decidieron registrar el mismo y cachear a los ocupantes, porque observaron que algunos de ellos presentaban las pupilas muy dilatadas y los ojos brillantes y colorados.

. El Tribunal Supremo sí ha declarado, ciertamente (sentencia de 4 de febrero de 1994 y las que cita) que es posible la sujeción a este tipo de controles (cacheos) sin necesidad de previa existencia de indicios de infracción, pero, añade, en el curso de controles preventivos; con lo que obviamente habrá que atender, para juzgar sobre la licitud del cacheo en control preventivo, a la forma en que éstos están regulados, que no es otra que la contenida en el artículo 19.2 de la Ley Orgánica 1/92, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, que exige, para la autorizar un control superficial de los efectos personales puramente preventivo, que el control preventivo esté establecido para el descubrimiento y detención de los partícipes en un hecho delictivo causante de grave alarma social, lo que no es el caso. Así pues, no nos hallamos en el marco de un control puramente preventivo que justifique el cacheo de acuerdo con la normativa mencionada, sino ante una medida de intervención personal no puramente preventiva, sino indagatoria, ante la existencia de indicios concretos de posible delito o infracción, y desde este punto de vista ha de ser analizada precisamente.

Pues bien, desde este punto de vista se ha dicho ya que el núcleo del problema reside en la ponderación de la proporcionalidad de la medida de acuerdo con las circunstancias del caso. Si se examina la jurisprudencia de la Sala 2ª del Tribunal Supremo en la materia, se observará que afirma y declara la legalidad de las comprobaciones de este tipo en supuestos en los que la apariencia externa de delito era superior a la del caso de autos, ya fuera por razón del lugar en que se efectuaba el registro personal, lugar en el que constaba la habitualidad del tráfico de estupefacientes (sentencias de 4 y 23 de febrero de 1994 y de 15 de abril de 1993), ya por la actitud claramente sospechosa del registrado, unida al lugar en el que ello sucedía (las dos sentencias citadas anteriormente en primer y segundo lugar, o la de 9 de abril de 1999), ya porque se poseyeran datos provenientes de investigaciones o seguimientos anteriores (sentencia de 11 de noviembre de 1997). En el caso de autos, sin embargo, se detiene el vehículo de los sancionados por un motivo totalmente diverso de aquél por el que finalmente se les sancionó, a saber, porque se había sustraído un vehículo, cosa que finalmente nada tenía que ver con los recurrentes; y una vez descartado que el vehículo pudiera ser el robado, la Guardia Civil, al observar que alguno de ellos (no se sabe si los recurrentes u otros de los ocupantes) tenía los ojos rojos, brillantes y con las pupilas dilatadas, decide registrar el automóvil. Pese al resultado negativo de este registro, se decide registrar a los ocupantes, registro superficial que de nuevo puso de manifiesto la ausencia de droga que pudiera tener un destino delictivo, pese a lo cual se decide incluso el registro de las carteras de los interesados, de cuyo registro, ahora sí, se desprende la posesión de 0,6 y 0,2 gramos de cocaína en dos de los seis registrados. Todo ello en un lugar aséptico desde el punto de vista antes mencionado (se trataba simplemente de una carretera), a raíz de una diligencia encaminada completamente a otro fin y sin que constasen antecedentes de ningún tipo de los registrados que pudieran justificar la intervención personal. A la vista de todo ello, la decisión de registrar a los recurrentes se considera no proporcionada a la situación indiciaria; en resumen, se trata de responder a la pregunta de si es admisible un registro personal y el examen del contenido de la cartera personal de un ciudadano teniendo como único y exclusivo indicio de infracción o criminalidad unos ojos brillantes y rojos (que pueden responder obviamente a otros motivos que el de haber consumido drogas ilegales), sin que ello venga apoyado por elemento alguno complementario o adicional de situación, entorno, antecedentes, actitud del individuo, etc.; pregunta a la que debe responderse negativamente.

En suma, el registro personal vulneró en este caso lo dispuesto en el artículo 18 de la Constitución Española, de modo que las pruebas obtenidas no pueden ser hechas valer (artículo 11.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial), deviniendo la sanción impuesta carente de prueba de cargo y por tanto nula de pleno derecho (artículo 62.1.a de la Ley 30/92, de 26 de diciembre en relación con el artículo 24 de la Constitución Española). Es preciso, por tanto, estimar el presente recurso contencioso-administrativo.”.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, de 24 de diciembre de 1996:

“No pueden considerarse tipificados los hechos sancionados en la citada norma porque la aprehensión de la droga tóxica (1,8 gramos de hachís) no se hizo por la Guardia Civil actuante en uno de los lugares públicos a que hace referencia la misma (ni tampoco en la vía pública como parece decirse en las resoluciones impugnadas), sino en el vehículo particular del sancionado, el cual no puede ser equiparado de forma extensiva o analógica a dichos lugares sin vulnerar el citado principio de legalidad y tipicidad (artículo 25 CE), toda vez que en materia sancionadora está prohibida tanto la analogía como las interpretaciones extensivas en contra del reo”.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, de 11 de octubre de 1996:

“… el citado precepto (artículo 25.1) se refiere a la tenencia en lugares públicos lo que no acontece en el interior del vehículo en cuestión”.

TSJ Murcia, sec. 1ª, S 22-12-2000, Ponente: Fernando Castillo Rigabert:

“…el actor se encontraba al momento del “cacheo” en el interior de un vehículo, en una zona rural sin concurrencia de persona alguna salvo un acompañante y sin consumir, lo que en modo alguno es subsumible en la norma aplicada.”.

TERCERA.- Infracción del artículo 25.1 de la Ley 1/92 por no constar fehacientemente que la sustancia incautada es “droga” a efectos sancionadores. El Informe de Sanidad obrante en el Expediente no indica la existencia de tetrahidrocannabinoles, pudiéndose tratar de cáñamo industrial no psicoactivo.

CUARTA.- Imponer una sanción económica es vulnerar el principio de proporcionalidad. Solicito alternativamente al archivo se aplique el artículo 28.1.c) de la Ley 1/92, dejando la sanción en el mínimo posible: incautación de la sustancia, al no existir tenencia en mi poder de droga alguna obtenida de modo regular, no existen perjuicios causados por una sustancia que estaba guardada en lugar privado, no estaba visible y nunca iba a ser consumida en lugar público.

QUINTA.- El artículo 25 de la Ley 1/92 sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, no ha resistido el tiempo, es atentatorio contra la libertad,  seguridad, intimidad y salud de las personas.

Solicito se haga sistemáticamente el promover consultas y cuestiones de su presunta inconstitucionalidad con los tiempos actuales, pues desde 18 de noviembre de 1993, el Tribunal Constitucional no se ha pronunciado. A mayor abundamiento, en esa sentencia solo se deliberó sobre si el concepto de “tenencia ilícita” era “indeterminado”/ o no era indeterminado. Jamás se ha pronunciado, ni breve ni extensamente, sobre los derechos inherentes al ser humano que vulnera la aplicación de este precepto.

SEXTA.- MEDIOS DE PRUEBA:  

1.- Que se solicite ratificación a todos los agentes denunciantes presentes el día de los hechos e indiquen: A) Motivos que les llevó a la identificación, cacheo y registro. Las circunstancias de la aprensión de la sustancia, si hubo control de vehículos, cacheo, registro de bienes personales, de vehículo, bolsillos, carteras o si mostré la sustancia a su requerimiento de autoridad. B) Que indiquen si en su nómina mensual de alguna forma (plus o concepto) cobran más dinero por poner multas (sin que se lo tomen personal, tan solo quiero saber si concretamente estas fuerzas de seguridad denunciantes de alguna forma cobran más por número de denuncias que imponen). C) Que indiquen el número de denuncias por tenencia ilícita de drogas que efectuaron ese mismo día de los hechos a otras personas. D) Que indiquen el número de denuncias y el número de cacheos aproximados que han hecho en el último año por tenencia ilícita de drogas.

2.- Que el Jefe de Laboratorio que ha analizado la sustancia, indique expresamente si teóricamente esa sustancia identificada como “Hachís” “Marihuana” o “Cannabis”, podría tratarse de sustancia vegetal de una planta de cannabis sin principios activos estupefacientes fiscalizados, sin Delta9 THC según Convenio de 1977 sobre sustancias psicotrópicas. Preguntamos si “teóricamente” podria ser “cáñamo industrial” sin actividad farmacológica, “no psicoactivo”.

3- Que en su momento, junto a la posible “Propuesta de Resolución” solicito me envíen la “ratificación” de los agentes denunciantes con la contestación a las anteriores preguntas, a fin de defenderme.

SOLICITO AL DELEGADO DEL GOBIERNO, de curso al procedimiento, archivando en su día el presente expediente sancionador, declarando la nulidad de la denuncia.

TAMBIÉN DIGO: NO + MULTAS. La política de Prohibición es una gravísima injusticia y un absoluto fracaso. El Estado tiene ánimo recaudador en materia de sanciones por tenencia ilícita de sustancias.

Fecha, lugar, firma.

 ……………………………………………………….

MODELO DE SOLICITUD DE CADUCIDAD DEL PROCEDIMIENTO (a presentar cuando hayan transcurrido seis meses desde la fecha de la primera carta sin haberte notificado en tu casa la resolución sancionadora)

A LA SUBDELEGACIÓN DE GOBIERNO EN XXXXXX 

(Plaza XXXX, nº X.     CP XXXXX) 

XXXXX XXX XXXXXX, cuyas circunstancias personales constan en Expediente XXXX/2013, comparezco y DIGO: 

En fecha XX-XX-2013 se acordó iniciar el Expediente Sancionador referenciado. A fecha de hoy, han transcurrido más de seis meses y no se ha notificado la Resolución Sancionadora, ni he visto expuesta en el Tablón de anuncios del ayuntamiento ni publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) dicha Resolución.

Teniendo en cuenta que, según lo previsto en el artículo 20.6 del Real Decreto 1398/1993, de 4 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento del procedimiento para el ejercicio de la potestad sancionadora, en relación con el artículo 44.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, modificada por la Ley 4/1999 de 13 de enero (BOE 14.1.99), ha transcurrido el plazo máximo de seis meses para resolver y notificar el mencionado procedimiento sin dictar la resolución sancionadora, y que están acreditados en el expediente todos los trámites realizados.

Por lo expuesto,

SOLICITO A LA SUBDELEGACIÓN DE GOBIERNO EN XXXX, declare caducado el expediente y el archivo de las actuaciones.

Localidad, fecha, firma.

……………………………………….Segundo Modelo………………………

Segundo Modelo (reconociendo los hechos) Si queréis reconocer los hechos, apelar a la hipotética piedad de unos “corazones negros profesionales” y ver que pasa, aquí os dejo otro modelo de alegaciones contra sanciones por tenencia ilicita de drogas. Salud. E.

PARA:

ASUNTO: Presentar Alegaciones contra el Acuerdo de Inicio de Expediente Sancionador de fecha                                                  , Expediente Referencia nº:

DE:                                                                                                                              , cuyas circunstancias personales constan en expediente referenciado.

 

ALEGACIONES

 ÚNICA.- Reconozco los hechos denunciados. Y teniendo en cuenta:

-          Que no pido fotocopias de documentos (origina costes sociales)

-          Ni ratificación de los agentes denunciantes (origina costes sociales)

-          Ni ratificación del informe analítico (origina costes sociales)

-          No hago alegaciones mas que estas (origina costes sociales)

-          No recurro en alzada (origina costes sociales)

-          No llevo este caso a juicio (origina costes sociales)

-          No me someto a un falso tratamiento de deshabituación (origina costes sociales)

Solicito una sanción mínima consistente en incautación sin sanción económica, con amparo en lo establecido en el artículo 28.1 c) de la Ley 1/92 y el artículo 131 de la Ley 30/92, que indica:

“Principio de proporcionalidad.

A) La existencia de intencionalidad o reiteración.

B) La naturaleza de los perjuicios causados.”

En el presente caso se puede aplicar el artículo 28.1 c) de la ley 1/92 sobre Protección a la Seguridad Ciudadana, dejando la sanción en lo mínimo legal: incautación de la sustancia.

Recuerdo que el artículo 28.1 dice “una o más”, por lo tanto la sanción mínima no son 301 euros, es “la incautación” de la sustancia (Texto del artículo 28.1: “Las infracciones determinadas de acuerdo con lo dispuesto en la Sección anterior podrán ser corregidas por las autoridades competentes con una o más de las sanciones siguientes”) (Y la letra c) dice: “Incautación de ….las drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas”).

Imponer una sanción económica es vulnerar el principio de proporcionalidad, o lo que es lo mismo “pasarse 3 pueblos con una multaza”. No consumí en presencia de extraños, no existen perjuicios causados por una sustancia que no estaba visible, estaba guardada en lugar privado, y nunca iba a ser consumida en lugar público. De lo contrario parece esto una actuación con ánimo recaudatorio de los denunciantes, que además invadieron mi intimidad para obtener la sustancia.

Por lo expuesto,

SOLICITO A SU AUTORIDAD, de curso al procedimiento, imponiendo en su día la sanción mínima de incautación de la sustancia intervenida.

TAMBIÉN DIGO: NO + MULTAS. La política de Prohibición es una gravísima injusticia y un absoluto fracaso. El Estado tiene un abusivo ánimo recaudador en materia de sanciones por tenencia ilícita de sustancias.

 (LOCALIDAD, FECHA, NOMBRE Y FIRMA)

Enrique Fornes Angeles, abogado.

Enrique Fornes Angeles, abogado.

Acerca de Pringadillo24

Licenciado en Derecho Antiprohibicionista-Valencia-España-Europa-Mar mediterraneo-
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Alegaciones por tenencia ilícita de cannabis

  1. Maritoñi dijo:

    No había aquí comentarios anteriormente???

    • Pringadillo24 dijo:

      No, nunca ha habido comentarios. Eres el primer comentario en esta entrada. En “Marihuana Blog” colgué este artículo y allí si hay comentarios.
      Salud. E.

  2. Francis dijo:

    Hola Enrique, soy de Granada, hace menos de 1 año me sorprendió la policia mientras me estaba fumando un porro, no me dieron copia de la multa pero se llevaron supuestamente a analizar el porro (solo quedaba el filtro y milesimas de sustancia..), ahora me ha llegado el inicio sancionador por tenencia ilicita de cannabis y la correspondiente multa de 301€.

    Mi pregunta es: Tengo que añadir todas las alegaciones en la primera carta que les mando o cada alegación es una carta diferente? Hay algunos comentarios como: se puede exigir la responsabilidad del funcionario etc.. que no se si se incluyen, ¿es copia y pega literal?

    Agradecería su ayuda, muchas gracias!

    • Pringadillo24 dijo:

      Buenas tardes Francis:

      Recibe mi solidaridad por el día de la incautación.

      Cada Alegación, cada fase, es diferente. Es un “toma y daca”, por eso no se pueden hacer “modelos” de 2ª y 3ª alegaciones. Dependen, por poner ejemplos, de si te han mandado papeles/o no, si va firmada la analítica/o no, si han ratificado la denuncia/o no, si solo ha ratificado un agente o un superior/o no, si han vulnerado tu derecho a valerte de pruebas/o no, si no te han motivado la Propuestas/o sí. Cosas así.

      Sobre la segunda pregunta, recuerdalo para siempre, “cada caso es un mundo”. Tu en la primera Alegación di lo que quieras, el modelo no es más que una “chuleta”. Si quieres lo pones literal, pones o no pones testigos, quita cosas que no van con tu carácter, añade, modifica. No tengas miedo si obras con sentido común. No mientas nunca en unas Alegaciones porque se puede hacer una pelota muy grande, pero eso no quita a tu derecho a “negar los hechos”, sin más explicaciones. O si quieres, dependerá de cada caso concreto, sí se dan explicaciones sobre como sucedieron los hechos. Tienes derecho a expresarte y quejarte.

      Tiene gracia que desde hace más de 15 años, personas de Granada tuve muchas como clientes, y alguno de Granada llevo ahora también gratis su caso. Debo haber almacenado amigos allí. Hayá donde vais los granainos os clavan una multa.

      Cuando recibas la 2ª carta, si quieres me escaneas los documentos y te ayudo gratis a hacer las alegaciones. El modelo que utilizas es bueno. Está dando resultados. La pena es que tu caso parece ser “por consumo público”, no es lo mismo que “tenencia ilícita”, que estos casos si es menos de 1 gramo hay buenas perspectivas para librarse de la multa. Ojalá en tu caso también. De moemnto no digas que te estabas fumando un porro. Ya veremos como ratifican la denuncia los Agentes, y lo que decimos después.

      Recibe un saludo desde Valencia. Suerte. E.

      • Francis dijo:

        Ante todo muchísimas gracias por tu atención. Estoy un poco perdido con todo esto, la que hay que liar por haberse fumado un porro :-(. He generado el modelo y pronto lo llevaré a la Subdelegación, aunque sé que hay cosas que se pueden profundizar lo dejamos para mas adelante en función de la respuesta que obtengo. Cuando reciba la 2ª carta te enviaré los documentos, espero que haya suerte!

        Pd: Mi enhorabuena por tu blog, es una alegría encontrar gente como tu que comparte estos temas y además de forma tan instantánea :)

        Saludos.Francis

  3. felipe dijo:

    buenas, me llamo felipe y hace poco me llego una multa de tenencia de marihuana que debo hacer?
    no tengo dinero para pagarlas (estoy en paro y sin ningun tipo de prestacion)
    que tipo de alegaciones debo presentar si esque tengo que presentar alguna?
    muchas gracias de antemano saludos

    • Pringadillo24 dijo:

      Hola Felipe, presenta alegaciones, a ver si caduca el procedimiento y te salvas de la multa.

      Si no tienes bienes a tu nombre, Hacienda no cobra la multa, pero durante unos 3 años estás arriesgando a que si tienes bienes, hacienda te embargue.

      Si no te entiendes mucho con las letras, escanea lo que has recibido y te ayudo gratis a hacer las alegaciones.

      Un saludo. E.

      • felipe dijo:

        te agradezco desde ya tu rapida respuestaBuenas, te agradezco desde ya tu rapida respuesta, mira voy a presentar unas alegaciones que encontre por un foro de internet especializado en estos casos pero nunca se me dio muy bien las cosas juridicas te agradeceria que me agregaras o que me dieras tu correo para poder agregarte aqui te dejo el mio felipe_ac_alfaro@hotmail.com, mañana enviare una alegacion pero me llego otra multa muy parecida, se que tienes muchisimas mas cosas que hacer pero solo serian un par de preguntas que tengo muy concretas. de nuevo gracias gracias gracias, tendria que haver mas gente como tu que se encarga de las injusticias cometidas por estos de arriba hacia la gente humilde como nosotros suerte en todo , cordial saludo

  4. felipe dijo:

    escaneare lo antes posible ya que no dispongo de esas cosas en mi casa pero puedo ir locutorio o mas sitios dime porfavor donde enviartelo muchas gracias ^^

  5. Beatriz dijo:

    gracias por tu trabajo y dedicación de parte de una admiradora, a ver si algun dia acaba toda esta absurda hipocresia
    saludos

  6. Elias dijo:

    Hola que tal mira me han enviado la resolucion sancionadora diciendo que no he echo derecho de hacer alegaciones en la propuestapuesta de resolución y tengo una copia que demuestra lo contrario
    que puedo hacer a parte de quejarme y seguir alegando y piediendo que me envien lo solicitado
    se puede tomar medidas a mi favor
    ¿HAY ALGUN ARTICULO QUE ME DEFIENDA?
    gracias un saludo espero que me puedas ayudar.

  7. Pringadillo24 dijo:

    Por motivos de salud, he dejado definitivamente de ayudar en temas de multas. Han sido 22 años de dedicación gratuita. Suerte a tod@s. Lo siento. E.

  8. BaronRojo82 dijo:

    Muy interesante si señor, y sobre todo, muchisimas gracias por publicarlo. En estos tiempos donde nadie mueve un dedo si no es por dinero, es muy de agradecer que aun haya gente que se dedique a ejercer de forma altruista por defender lo que considera justo. Que pena no haber encontrado este articulo antes. Me metieron los perros en el coche en un control, y aunque yo entregue lo poco que llevaba antes de que metieran al perro a buscar, porque segun el agente “si lo saca el perro es peor” aunque no se por que), en la denuncia consta como que lo encontraron ellos. Luchar contra la presuncion de veracidad de los guardias es tonteria, asique en mi primer escrito opte por recurrirla alegando que en el analisis no aparecia el porcentaje de thc, presentando las alegaciones cuando supe que ya habia sido destruida la sustancia, y ellos me contestaron que declaraban improcedente la prueba que yo pedia, porque el cannabis es droga siempre (segun ellos) y me enumeraron unas cuantas sentencias en las que se aplicaba esa doctrina. Asi mismo me decian en la carta que iban a pedir la ratificacion por escrito de los agentes, Les conteste enviando el primer modelo de formulario que has puesto, y ya lo he enviado. Ahora a ver que me contestan, aunque tengo poca fe en que funcione. Ya contare el desenlace.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s